Blog: Primavera en Fort Worth

Te damos algunas ideas y actividades para disfrutar de FW en esta primavera.

Fort Worth es una ciudad de experiencias únicas: gozar de un festival de linternas como en el lejano oriente, sumergirse con mantarrayas, alimentar jirafas, sentir el vértigo de los excitantes juegos mecánicos o escuchar el rock y pop del momento entre lo que te ofrece esta temporada:

LANTERNS IN THE GARDEN 

Esta primavera FW ofrece la posibilidad de, una noche, caminar a la luz de las linternas tal y como se hace en los países asiáticos y, al siguiente día, conocer la fascinante historia de la ganadería y la cultura del vaquero en Estados Unidos.

Lanterns in the Garden es un festival que se celebra en el Jardín Botánico de Fort Worth, con alrededor de 20 conjuntos de linternas elaboradas de manera artesanal con tela, cable y acero. Además, todo aquel que vaya a este festival puede corroborar el carácter cosmopolita de la ciudad ya que ahí mismo, aunque en el Museo de Ciencia y Historia, se puede visitar la exposición dedicada a la preservación y celebración de la historia y ciencia del ganado.

 

 

SHOPPING Y MÚSICA

Tánger Outlets FW también se pone primaveral con descuentos del 25% bajo el lema de Happy Spring, Happy Savings (Feliz primavera, felices ahorros). Así que, si te gustan las compras…

La promesa también se cumple en cuanto a música, porque a media hora de Fort Worth está el estadio de futbol americano AT&T, la casa de Los Vaqueros de Dallas, en el cual se realiza el Kaaboo Texas. Este evento es algo más que un simple festival, es una nueva forma de entretenimiento y cultura basada en una experiencia de comodidad y buenas vibras. El Kaaboo se compone de tres días (del 10 al 12 de mayo), teniendo como cabezas de cartel a The Killers, Kid Rock y a Sting.

Sin embargo, la popularidad de otros miembros del elenco da cuenta del tamaño y poder de convocatoria de este evento: Kid Rock, Pitbull, Alanis Morriseette, Lionel Richie, Joan Jett and The Blackhearts y hasta la leyenda del rock Eric Burdon (50 discos en 50 años y la admiración de The Rolling Stones lo respaldan), quien se presentará el último día del festival, el 12 de mayo). Ese mismo día el escenario será clausurado por Sting.

Pero si acaso los asistentes necesitaran un poco de descanso para sus piernas después de tanto bailar y algo de reposo para su garganta por tanto corear, el Kaaboo Texas ofrece el Humor Me, un espacio acondicionado como foro de comedia en el que se podrán reír con la rutina de Brad Garrett y su fina ironía de “stand up”.

VIDA SALVAJE

¿Qué más se puede pedir? ¿Tocar una mantarraya? Concedido. El Zoológico de Fort Worth abre en esta primavera la atracción Stingray Cove en una piscina nueva en la cual los visitantes pueden acercarse no sólo a una variedad de mantarrayas a las que pueden alimentar, también de especies pequeñas de tiburones.

No es la única atracción nueva en el zoológico. También se inaugura African Savanna, en la que se puede dar de comer a una jirafa y luego apreciar la majestuosidad de los hipopótamos, los rinocerontes blancos y aves exóticas.

 

Los recorridos a caballo por los alrededores son 

GASTRONOMÍA

Por supuesto, la visita implica un esfuerzo que merece ser recompensado con un receso para la comida y visitar las decenas de restaurantes de la zona que ofrecen una variada gastronomía y a diferentes precios: desde lo más económico hasta sofisticados sitios donde, curiosamente, la mayor oferta es de comida mexicana, o tex-mex, como el famosísimo Joe T. García’s.

Por eso, cuando se dice que Fort Worth es mucho más que simple turismo se habla de una experiencia que incluye, por ejemplo, una visita que sólo puede hacerse en dos ciudades de Estados Unidos, una es en Washington, D.C., y la otra en esta ciudad texana: hacer el tour gratuito por The Money Factory, donde puede verse, en un recorrido guiado -en inglés o en castellano-, cómo se “fabrican” los dólares, incluyendo los míticos de 2 dólares que, en diversas etapas, el gobierno de Estados Unidos ha mandado a imprimir por alguna celebración especial, siendo la última en el Bicentenario de la Independencia.

La primavera en Fort Worth es, por tanto, sinónimo de una experiencia única que te pone en contacto con la naturaleza en su zoológico, con la historia en su museo, con el arte en sus conciertos e incluso con el alma a partir de la experiencia en el Festival de las Linternas.

 

MUSEOS Y ARTE

Y si piensa que el viaje a esta ciudad acaba ahí, se equivoca porque, como en botica: hay de todo. Siendo una ciudad de emprendedores, de ganaderos y petroleros, Fort Worth no se escapa a la tradición de producir whisky, y como prueba está la visita a la destilería Firestone & Robertson donde, en una visita guiada, puede observar la elaboración de la bebida.

Pero no es todo: la oferta cultural puede sorprender al turista más exigente: el mejor ejemplo es el Bass Performance Hall, donde pueden verse presentaciones del Texas Ballet Theater como “La Bella y la Bestia” con música de Tchaikovsky, o programarse el domingo a recorrer los modernos y multi premiados museos que ofrecen colecciones de arte propias e itinerantes; como ejemplos, están el Modern Art Museum, el Kimbell Art Museum y el Amon Carter Museum of American Art que, donados por ciudadanos de Fort Worth, hacen la diferencia en la oferta cultural de esta ciudad.

Y después de la comida, ¿qué tal una visita al pueblo vaquero? El famoso Distrito Histórico de los Stockyards es el lugar donde, al igual que en la vieja usanza, la gente anda de bota y sombrero. Ahí, en punto de las 11:30 a.m. y 4 p.m. de todos los días del año, puede verse el desfile de ganado vacuno, recreando la manera en la que la población vivía de la crianza y venta de reses, y al terminar, puede echarse la copa en una de las cantinas emblemáticas, antes llamadas Saloon, como lo es White Elephant, sitio turístico por obligación, donde durante muchos años se filmó la serie de TV “Walker, Texas Ranger”, protagonizada por Chuck Norris, para luego salir a los diversos rodeos que ofrecen competencias de lazado de vaquillas, monta de toros salvajes y, para terminar la noche y la experiencia del viejo oeste, ir al Billy Bob’s Texas, cantina-bar-billar-toro mecánico y sala de conciertos y de baile donde cada fin de semana se reúnen al menos 5 mil personas para aplaudir a los cantantes más famosos de country.

Por todo esto y más, Fort Worth se ha convertido en el destino favorito de muchos turistas mexicanos.

Artículos Relacionados